10 de mayo de 2017

Primera vez surfeando en una escuela de surf en Galicia

Mi primera vez haciendo surf no fue en la famosa playa de la Zurriola con mi hermana "surfer" (a quien tantas veces dije: "algún día iré contigo a hacer surf") a diez minutos de casa, sino en una escuela de surf en la playa de Razo en Galicia.

Pasé un fin de semana rodeada de compañeros en la escuela de surf Artsurfcamp situada en el municipio de Carballo, A Coruña (Galicia). Por unos días volvimos años atrás, a recordar los momentos vividos en los campamentos de verano. Y así, divididos en varias habitaciones estábamos eufóricos cual niños por meternos en el agua a bailar con las olas.



Cómo es la primera vez surfeando


Con los nervios a flor de piel y todas las dudas posibles rondando por la cabeza… ¿Me caeré muchas veces? ¿Tragaré mucha agua? ¡Ay que no me pegue un tablazo, por favor! Salimos de la habitación en bañador rumbo al patio de ArtSurfCamp donde habíamos quedado para que los monitores nos diesen las instrucciones de lo que debíamos hacer.

Nos colocamos el neopreno, cogimos las tablas de surf y el invento (aparato que se pone en el tobillo que va sujeto a la tabla) y en dos minutos estábamos pisando la arena de la Playa de Razo. Nos dividimos en varios grupos y junto con Andrés, nuestro monitor que tuvo más paciencia que nadie con el grupo de principiantes, empezó la aventura del surf.

Expectantes para empezar a hacer surf

Calentamos un poco en la arena saltando y estirando el cuerpo, y aprendimos los primeros pasos que debíamos dar en el agua. Algunos consejos que nos dieron para la primera vez surfeando fueron:

 Llevar siempre la tabla a un lado, y nunca ponerla de frente ya que hace función de pared y si viene la ola nos la comemos.

- Primero debemos tumbarnos sobre la tabla y ponernos en la buena posición, centrados y nivelando el peso para no caernos hacia los lados.

- Remar como si no hubiera mañana.

- Mantener las piernas juntas mientras se está tumbado boca abajo.

- Hacer el movimiento rápido al ponernos de pie.

A punto de entrar al agua en la Playa de Razo

Después de varios minutos ensayando las posturas sobre la arena, nos adentramos en el agua. A excepción del primer día que nos tocó un oleaje bastante movidito, los dos días siguientes de aprendizaje de surf en la playa de Razo fueron una pasada. Al ser el mes de abril, teníamos toda la playa para disfrutar nosotros solos y tuvimos suerte de tener unas olas ideales para aprender a hacer surf.

A medida que más practicábamos, más gusto le cogíamos y nos atrevíamos a dar los siguientes pasos gracias al apoyo del monitor. Al principio solo nos dejábamos llevar por las olas remando y haciendo “la foca” (levantando el pecho con las manos puestas en la tabla en paralelo) para llegar casi hasta la orilla, pero más adelante fuimos cogiendo confianza y conociendo más la playa, y varios atrevidos se ponían por vez primera de pie en la tabla. ¡Qué emoción!


Gracias a Andrés, por su paciencia infinita

Debo decir que volví a casa con unas agujetas en partes del cuerpo donde desconocía tener músculos, y a pesar de sentirme un poco pato, lo di todo porque me enganché como una loca. Así que recomiendo hacer ejercicios antes de ir a hacer surf, sobre todo de brazos (aunque tal vez ese sea uno de mis puntos débiles). No sé si tendrá ese efecto en todas las personas que lo practican, pero a mí me encantó la experiencia y estoy deseando repetir.


Qué necesitas para hacer surf


Lo único que se necesita para hacer surf es la tabla, el neopreno (dependiendo de la temporada), una playa con olas y lo más importante, muchas ganas. No hace falta estar en súper buena forma, aunque como he comentado antes, sí que recomendaría hacer algunos ejercicios antes de ir a hacer surf si no se practica deporte habitualmente.

Descansando sobre la arena de la Playa de Razo

Cómo es la escuela de Artsurfcamp


Fue una gozada dar los primeros pasos en el surf de la mano de Artsurfcamp ya que nos sentimos como en casa. Los monitores son majísimos y nos apoyaron en todo momento, creando un aura de confianza desde el minuto uno. Nos ofrecieron todo el equipamiento, nos ayudaron a elegir la tabla idónea para cada uno, el neopreno y nos enseñaron cómo se daba la parafina a la tabla (producto para no resbalarnos al ponernos de pie).

Tabla en mano, y al agua patos

Además, tuvimos la suerte de conocer cómo se crean las tablas de surf. Fuimos al taller de unos monitores del campamento de surf, Toni y Sergio, donde nos enseñaron paso a paso cómo construyen las tablas con sus propias manos. ¡Menudos artistas!

En Artsurfcamp a parte de ofrecer alojamiento y comida durante la estancia, también organizan actividades como yoga, skate, pilates, capoeira, paddlesurf, rutas, vóley playa… Y lo mejor de todo, su ubicación. La escuela está a un paso de la Playa de Razo.

Aprendiendo del profe cómo se debe hacer surf


 Qué ver cerca de la escuela de surf de Razo


No todo es surf en Carvallo, la Costa da Morte ofrece un sinfín de oportunidades. En los alrededores de la Playa de Razo se pueden hacer actividades muy chulas e incluso excursiones para pasar el día.


El Faro de Punta Nariga


Las puestas de sol de Galicia (o Galifornia) dejan a más de uno con la boca abierta, por eso recomiendo ir a ver el atardecer desde el faro de granito de Punta Nariga, es impresionante. Es un recorrido que hay que hacer en coche (24km desde la Playa de Razo), pero el paraje merece mucho la pena.



Paseo desde Razo a Malpica


Es la Ruta dos Pinos do Mar (ruta de los pinos en el mar) que rodea la costa desde Razo hasta el pueblo de Malpica. Nosotros dimos un paseo andando hasta una calita de agua cristalina, pero si te atreves y vas bien preparado puedes hacerla entera (30km).  



Mercado de Carballo


En el pueblo de Carballo, a 10km de la playa de Razo, cada segundo y cuarto domingo del mes (y si hay, quinto domingo) en la plaza del Ayuntamiento se celebra la "feira" donde ofrecen productos locales. Merece la pena acercarse a pasar la mañana y después tapear en sus bares para disfrutar de la gastronomía gallega.

Comiendo zamburiñas en un bar de Carballo

 

Las Marismas de Baldaio


El espacio natural de Baldaio está unido con la playa de Razo. Con más de tres kilómetros de dunas, supone uno de los arenales más extensos de Galicia. Es una zona protegida, donde se une el agua del mar con la de los ríos, formando una gran riqueza de flora y fauna. Es una buena caminata para ir andando desde la Playa de Razo.

Vistas a la Playa de Razo y al fondo las Marismas de Baldaio

 Visitar Santiago o A Coruña


Si prefieres combinar la impresionante naturaleza de la Costa Da Morte con hacer turismo urbano, puedes escaparte unos días a A Coruña (43km) o Santiago de Compostela (55km). A Coruña, ciudad de costa con preciosos atardeceres desde el Faro de Hércules, y Santiago ciudad de interior, conocida por los peregrinos que llegan emocionados a la plaza del Obradoiro.


Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela

La primera vez en hacer algo nuevo siempre inquieta o asusta, pero lo importante es atreverse a dar el paso. ¡Sin miedo, a disfrutar de las olas!



¿Qué tal fue tu primera vez surfeando? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post antiguo Home