21 de enero de 2016

Bar Azkena, increíble degustación de pintxos en San Sebastián

Cada vez que viajamos experimentamos diferentes sensaciones, descubrimos nuevas tradiciones y formas de vida. ¿Pero sabéis que es posible viajar de otras maneras? 

Hoy os proponemos lo siguiente: viajar a través de los sabores.

El pasado mes, con la excusa del cumpleaños de Chencho (22 de diciembre, la Lotería síp 😉), decidimos disfrutar de la internacionalmente conocida gastronomía vasca. No queríamos ir al típico restaurante de carta, esta vez queríamos algo que nos sorprendiese, una comida diferente.


¿Qué donostiarra no conoce el Mercado de la Bretxa? Toodos lo conocemos, pero no tanto como creemos. Guarda una gran sorpresa, nunca me hubiese imaginado que en un mercado se escondería algo así. Sí, porque el ”txoko” del que os hablo está un poco escondido, todo hay que decirlo, no está a pie de calle sino que se encuentra bajo tierra, entre los puestos del Mercado de la Bretxa.  

Os estoy hablando sobre el Bar Azkena, concretamente, sobre su opción de disfrutar de una degustación de pintxos

Sinceramente, no soy capaz de recordar qué llevaba exactamente cada pintxo (se lo pregunté posteriormente a los autores), aunque tampoco creo que seamos capaces de reproducirlos en casa (según cuáles sean vuestras dotes culinarias, claro está), así que os animo a descubrirlo de primera mano. De momento, os muestro los 9 pintxos que comimos en la degustación gastronómica, puede que os parezca poca cosa para una comida, pero os puedo asegurar que 1+1+1+1… al final nos quedamos llenísimos. Como se suele decir: las imágenes hablan por sí solas… 

1. Aperitivo: Tosta de jamón templada con vasito de Bitter Kas con aire de naranja, increíble la tosta.




2. Latita de anchoa marinada con tomate del país y espuma de naranja. ¡Mi preferido!





3. Berenjena con lomo, beicon, queso crujiente y arena de maíz junto a la barandilla de la Concha.




4. Morcilla de cebolla con berza bajo un manto de menta y chocolate.




5. Bacalao confitado con aceite de oliva con calamar y espuma de berberecho.




6. Atún con chipirón en su tinta entre bambú de arroz  y espuma de licor.




7. Codillo de pato al champaiñe y tomillo, ¿con qué, palomitas?




8. Y de postre, láminas de txapata con queso de Idiazabal. Dulce de manzana, nueces y crema helada de avellana.





9. Café Azkena con su bombón de champaiñe con nata y chispitas se fresas... ¡boom!




Tras descubrir cada plato, ¿cómo te quedas? Nosotros… nos quedamos sin palabras. ¡Qué explosión de sabores!

El boca a boca, las guías de gastronomía y bueno, por supuesto, gracias al buen trabajo de sus dueños, Iñigo y Mertxe, han hecho que este lugar sea conocido desde mi punto de vista, más por los de fuera que por los donostiarras. Cosa que espero que pronto cambie ya que desde que lo probé, no se me ocurre mejor manera de recomendar la buena gastronomía vasca. Se ha convertido en una visita obligada para quien me pregunte por sitios donde comer en Donostia.

Fuimos sin saber con qué nos íbamos a encontrar, y como habéis podido comprobar, nos llevamos una grata sorpresa. Desde aquí, dar las gracias a mis padres por mostrarnos esta delicia y a Iñigo y Mertxe por su buena mano y exquisito trato.


¿Os atrevéis a viajar por medio de los sabores de la gastronomía vasca? ¿Habéis probado alguna vez una degustación de pintxos?


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como se suele decir: ¡mejor sabrá! Ya sabes que estaba delicioso... ; )

      Eliminar
  2. Tendremos que ir a probarlos, sobretodo el de salmón mnmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble Laura de verdad, vas a salir encantada y anonadada por la explosión de sabores!!
      Gracias por pasarte = )

      Eliminar
  3. Que pinta tan buena tienen esos pintxos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo todo, tienes que ir a probarlo con Fran! ; )

      Eliminar

Home Post antiguo Home