24 de noviembre de 2016

La Estación fantasma de Chamberí, Metro de Madrid

Llevamos tiempo diciendo que queremos descubrir más sobre los rincones no turísticos de Madrid, esos sitios que no todo el mundo conoce y que te sorprenden. Pero como siempre, detrás siempre hay alguna excusa: ¡no tenemos tiempo para todo lo que queremos hacer!

Pues por fin llegó el día. Habíamos escuchado hablar sobre la Estación fantasma de Chamberí, una estación que cerraron en 1966, y posteriormente restauraron para poder visitarla y mostrar las curiosidades que esconde. ¡Vamos a descubrirlas!

estacion fantasma de chamberi madrid




Historia de la Estación fantasma de Chamberí


La estación de Chamberí es una de las paradas de la primera línea de Metro que se abrió en Madrid en 1919. La línea 1 hacía el recorrido de la estación de Puerta de Sol hasta lo que en aquel entonces eran las afueras de la ciudad, Cuatro Caminos.

Según nos contaron en la visita guiada, había falta de confianza por parte de la población en la construcción del metro ya que como era algo innovador, pensaban que al bajar a las profundidades les iba a pasar algo malo (inseguridad).

Entonces, los ingenieros Echarte, Mendoza y Otamendi realizaron un proyecto que Fomento aceptó. Aunque tenían problemas de financiación ya que necesitaban 10 millones de capital privado para desarrollarlo. Consiguieron el dinero con la ayuda del Banco de Bizkaia, Alfonso XIII y con el apoyo de otros inversores.

Fue el arquitecto más famoso de la época, Antonio Palacios, el encargado de llevar a cabo la obra. La primera línea del Metro de Madrid no es de gran profundidad, está en torno a los 4-10m, ya que en aquella época los vestíbulos aprovechaban la luz natural con lucernarios y Palacios utilizó como decoración el azulejo blanco para que diese la impresión de ser más luminoso, limpio y elegante.



El 31 de octubre de 1919 se inauguró la línea para todos los públicos y el precio del billete era de 15 céntimos; cuando aumentaron el trayecto hasta Atocha, lo subieron a 25 céntimos (de pesetas, por supuesto).  

Por seguridad, estaba todo bien reglamentado. Al entrar se andaba por la parte derecha y se salía por la izquierda, junto a los tornos había unas personas encargadas de sellar el billete que en un principio sólo pusieron de ida, y un año más tarde, cuando la gente ya se había familiarizado con el transporte,  de ida y vuelta.  

estacion chamberi paradas


En los años 60, Metro decidió poner trenes de mayor capacidad y como la estación de Chamberí está en curva, no se podía ampliar así que decidieron cerrarla.

Durante los años que estuvo cerrada le pasó de todo, sufrió incendios, vandalismo, se refugiaban mendigos, drogadictos,… Y decían que se escuchaban ruidos extraños, de ahí que la llamasen la estación fantasma (nadie quería pasar por ella).

A principios del 2006 empezaron los trabajos para la recuperación de la estación de Chamberí junto con Nave de Motores de Pacífico como centros de interpretación de Metro de Madrid. Son las dos sedes que hoy en día componen Andén Cero, una manera de acercar al público la historia de Metro de Madrid y del progreso tecnológico.



Como curiosidad, durante la Guerra Civil utilizaron la estación para refugiarse y tuvieron que vivir varias personas en la estación durante 17 días ya que un obús cortó la entrada.

Hoy en día, la red de Metro de Madrid cuenta con casi 300km de vía circulable, 14 líneas, 292 estaciones y más de 700 millones de usuarios al año. Siendo así parte de las redes de metro más grandes del mundo (por detrás de Nueva York, Tokio, Londres, Moscú y Seúl).


Visita a la Estación de Chamberí


Durante la visita se pueden ver las taquillas donde sacaban el billete, los cambiadores de los trabajadores, pasar por los tornos, recorrer los pasillos y bajar al andén donde han podido restaurar la publicidad de azulejos de las empresas más potentes de aquel entonces. Es muy curioso ver cómo con el paso de los años ha cambiado la forma de publicitarse.



Además, justo a la entrada hay una "sala de cine" donde proyectan un vídeo sobre la historia del metro, el progreso tecnológico y social que se dio. 

Todavía forma parte del recorrido de la línea 1 de Metro de Madrid, por lo tanto, cada ciertos minutos pasa el metro repleto de pasajeros y su ruido ensordece el entorno de la estación ya no tan fantasma.

video


Es una visita que merece la pena y nos pareció muy interesante ya que aprendimos muchísimo sobre cómo empezó la red de metro en España. 


Datos prácticos de la visita


Horario de la Estación de Chamberí

La estación de Chamberí abre de jueves a domingo. Estos son los horarios de cada día:
- Jueves  10.00-13.00h
- Viernes 11.00-19.00h
- Sábados  y domingos 11.00-15.00


Precio de la visita a la Estación de Chamberí

La entrada es gratis. Además, cada hora hay un tour guiado gratuito.


Cómo llegar a la Estación de Chamberí


La parada de metro más cercana a la estación de Chamberí es Iglesia (Línea 1). Hay que salir por la calle Santa Engracia y en unos cinco minutos te encuentras con la entrada (una cristalera en la plaza de Chamberí).  



¿Os parece interesante la visita? ¿Conocíais la Estación de Chamberí?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Home Post antiguo Home